DIABETES GESTACIONAL CAUSAS Y CONSECUENCIAS

por | Enfermedades

La diabetes gestacional (DG) se define –por acuerdo prácticamente universal– como la perturbación del metabolismo de los hidratos de carbono (HC) que es detectada por vez primera o bien se empieza a lo largo de un embarazo.

Esta definición se halla establecida en la Cuarta Conferencia Internacional sobre diabetes Mellitus Gestacional.

Se sobreponen de este modo en la DG tanto la DG propiamente dicha, es decir la intolerancia a los HC que aparece en una mujer anteriormente sana y desaparece por norma general tras el parto, con la que existía y se reconoce recién a lo largo del embarazo y no tuvo diagnóstico ya antes del mismo.

En los dos casos, el cuidado de la madre y el embrión resultan imprescindibles para prevenir las dificultades en el parto y el recién nacido.

La prevalencia media de DG en los EE.UU. es del cuatro por ciento , con valores máximos que fluctúan entre 1 y catorce por ciento , en dependencia de la población estudiada y los test usados para el diagnóstico.

Las cantidades son variables a lo largo del planeta entero.

Es interesante el hecho que, diferentes conjuntos étnicos alteran drásticamente la prevalencia conforme se estudian en sus países de origen o bien en comunidades establecidas en países más desarrollados.

Es el caso de la India, con una prevalencia local de 0.6 por ciento que se eleva drásticamente al estudiarse comunidades de ese origen establecidas en Europa, reflejando quizás una subnutrición crónica.

Los criterios de detección y diagnóstico han variado en diferentes temporadas y lugares.

Incluso en los EE.UU. no son idénticas las propuestas de la Asociación Americana de diabetes y del Instituto Americano de Obstetricia y Ginecología.

En mil novecientos noventa y uno, la Universidad de Oxford desaconsejaba el chequeo sistemático de las embarazadas.

La diabetes gestacional se manifiesta a lo largo del embarazo (gestación).

Del mismo modo que con otros géneros de diabetes, la diabetes gestacional afecta la manera en que las células emplean el azúcar (glucosa).

La diabetes gestacional causa un elevado nivel de azúcar en sangre que puede afectar tu embarazo y la salud de tu bebé.

Todas y cada una de las dificultades del embarazo son alarmantes, mas hay buenas noticias.

Diabetes
Diabetes

Las mujeres embarazadas pueden asistir a supervisar la diabetes gestacional consumiendo comestibles saludables, efectuando ejercicio y, si es preciso, tomando fármacos.

Supervisar el azúcar en sangre puede eludir un nacimiento complicado y sostener tu salud y la de tu bebé.

En la diabetes gestacional, el azúcar en sangre en general retorna a los valores normales tras el parto.

Mas si has tenido diabetes gestacional, tienes peligro de contraer diabetes tipo dos.

Proseguirás trabajando con tu equipo de atención médica para supervisar y tratar el azúcar en sangre.

¿POR QUE LAS EMBARAZADAS SON MAS VULNERABLES A DESARROLLAR DIABETES?

Desde el principio del segundo trimestre, la encinta va desarrollando un incremento de la resistencia a la insulina y, secundariamente, una minoración de la tolerancia a la glucosa.

Este cambio se debe, por un lado, a los elevados niveles en sangre de hormonas como la prolactina, la progesterona y, singularmente, el cortisol; y, por otra, a las mayores demandas energéticas y de insulina precisas a fin de que la madre pueda suministrarle al embrión los nutrientes de forma continuada.

Diabetes
Diabetes

Para asegurar este aporte incesante, se generan cambios en el metabolismo materno, con la meta de sostener los nutrientes ingeridos por la madre a lo largo de un tiempo más prolongado en la circulación materna, y asimismo, para movilizarlos desde los tejidos cuando está en ayunas.

Estos fenómenos, conocidos como anabolismo facilitado y ayuno acelerado, procuran asegurar el adecuado suministro de glucosa y aminoácidos por la parte del embrión.

La contestación más habitual a esta situación de resistencia a la acción de la insulina es que la encinta genere más insulina.

No obstante, hay embarazadas que no logran esta contestación compensatoria conveniente y, por consiguiente, desarrollarán diabetes gestacional.

Conforme el bebé medra, la placenta genera poco a poco más hormonas que contrarrestan la insulina.

En la diabetes gestacional, las hormonas de la placenta provocan un aumento del azúcar en sangre hasta un nivel que puede afectar el desarrollo y el bienestar del bebé.

Por norma general, la diabetes gestacional se manifiesta a lo largo de la última mitad del embarazo —en ciertos casos, aun, en la semana veinte, mas por norma general sucede más adelante—.

¿QUE EFECTOS TIENE LA DIABETES GESTACIONAL EN EL FETO Y FUTURO BEBÉ?

Desde hace unos años, el congreso DIP (diabetes in Pregnancy) centra su interés en el impacto que la diabetes gestacional tiene sobre la madre y el embrión, poniendo singular relieve en todas y cada una aquellas medidas precisas para su diagnóstico precoz, como en la realización del tratamiento conveniente.

De este modo lo hizo asimismo en el congreso DIP2017, festejado el pasado marzo en Barna.

Desde los estudios HAPO (Hyperglycemia and Adverse Pregnancy Outcome) efectuados por científicos noruegos en dos mil ocho, sabemos que la perturbación metabólica provocada por la diabetes mellitus (o sea, la que la madre desarrolla a lo largo del embarazo) tiene efectos en el desarrollo del feto, del embrión y del siguiente recién nacido.

La diabetes gestacional no solo aumenta el peligro de perturbaciones en el embrión a lo largo de la gestación (malformaciones; perturbaciones del crecimiento; modificaciones del funcionamiento de determinados órganos, como el corazón fetal, o bien ciertas vías metabólicas hepáticas, etcétera), sino asimismo tiene un impacto en la salud del bebé a largo plazo: provoca perturbaciones del genoma que se objetivan en la vida neonatal y persisten en la edad adulta.

Si bien este impacto no se manifieste de forma ostensible a lo largo del embarazo, a nivel científico se ha comprobado que afecta el desarrollo de ciertas zonas del embrión que más tarde regularán las funciones concretas de órganos y vías metabólicas del bebé, apareciendo anomalías después, aun en temporadas precoces de la vida adulta.

Es lo que conocemos como “programación fetal”, cuya trascendencia, conforme la evidencia a nivel científico, cada vez es más esencial.

Entre las anomalías más habituales que pueden desarrollar hallamos la obesidad, la diabetes o bien perturbaciones cardiovasculares.

Los Bebés y La diabetes
Los Bebés y La diabetes

El bebé puede tener un mayor peligro de sufrir lo siguiente a causa de la diabetes gestacional:

Sobrepeso al nacer.

El exceso de glucosa en el torrente sanguíneo atraviesa la placenta, lo que hace que el páncreas del bebé genere insulina auxiliar.

Esto puede hacer que el bebé medre demasiado (macrosomía).

Los bebés muy grandes —que pesan nueve libras (cuatro kg) o bien más— tienen más probabilidades de atascarse en el canal de parto, padecer lesiones en el nacimiento o bien requerir un parto por cesárea.

Nacimiento prematuro (pretérmino) y síndrome de complejidad respiratoria.

Un nivel alto de azúcar en sangre en la madre puede acrecentar el peligro de que tenga un trabajo de parto prematuro y de que el bebé nazca ya antes de la data prevista.

O, el médico puede aconsejar un parto prematuro por el hecho de que el bebé es muy grande.

Los bebés que nacen ya antes de tiempo pueden sufrir el síndrome de complejidad respiratoria —trastorno que complica la respiración—.

Los bebés de madres con diabetes gestacional pueden sufrir el síndrome de complejidad respiratoria aun si no nacen ya antes de tiempo.

Nivel bajo de azúcar en sangre (hipoglucemia).

En ocasiones, los bebés de madres con diabetes gestacional tienen un nivel bajo de azúcar en sangre (hipoglucemia) poco tras el nacimiento por el hecho de que su producción de insulina es alta.

Los capítulos graves de hipoglucemia pueden provocar conmociones en el bebé.

La nutrición a horario y, en ocasiones, una solución de glucosa intravenosa pueden hacer que el nivel de azúcar en sangre del bebé vuelva a la normalidad.

¿QUE EFECTOS TIENE LA DIABETES GESTACIONAL EN LA MADRE?

La diabetes gestacional asimismo puede acrecentar el peligro de que la madre tenga lo siguiente:

Presión arterial alta y preeclampsia.

Si tienes diabetes gestacional, tienes mayor probabilidad de que vuelvas a sufrirla en un futuro embarazo.

Asimismo resulta más probable que tengas diabetes tipo dos conforme avejentas.

No obstante, si escoges opciones de vida saludables, como comer comestibles sanos y hacer ejercicio, puedes contribuir a reducir el peligro de diabetes tipo dos en el futuro.

Entre las mujeres con antecedentes de diabetes gestacional que alcanzan su peso ideal tras el parto, menos de 1 cada cuatro presenta diabetes tipo dos con el tiempo.

PREVENCIÓN

Continuar una nutrición conveniente y equilibrada, sostenerse en un peso saludable y practicar ejercicio moderadamente día tras día son claves para prevenir la diabetes gestacional.

El veinticinco por ciento de las mujeres que han sufrido diabetes gestacional desarrollan diabetes mellitus tipo dos tras cinco o bien diez años.

Por tal motivo, sostenerla a raya reduce, años después, la posibilidad de desarrollar esta enfermedad metabólica.

Los especialistas aconsejan el control conveniente de la gestación y efectuarse la prueba de detección entre la veinticuatro y veintiocho semanas de embarazo.

No hay garantías tratándose de prevenir la diabetes gestacional, mas cuantos más hábitos saludables adoptes ya antes del embarazo, mejor.

Si tuviste diabetes gestacional, estas opciones saludables también pueden reducir el peligro de sufrirla en futuros embarazos o bien de tener diabetes tipo dos más adelante.

El consumo de comestibles saludables.

Escoge comestibles ricos en fibra, con bajo contenido graso y pocas calorías.

Céntrate en las frutas, los vegetales y los cereales integrales.

Procura consumir comestibles variados para lograr tus metas sin resignar el sabor ni la alimentación.

Presta atención a los tamaños de las porciones.

Mantente activa.

Hacer ejercicio ya antes del embarazo y a lo largo de este puede asistirte a eludir que contraigas diabetes gestacional.

Apunta a efectuar, al menos, treinta minutos de actividad moderada la mayor parte de los días de la semana.

Haz una travesía a paso ligero todos y cada uno de los días.

Anda en bici.

Nada ciertos largos en la piscina.

Si no puedes hacer treinta minutos de ejercicio seguidos al día, múltiples sesiones más cortas pueden ser igualmente ventajosas.

Estaciona en un sitio más distanciado cuando hagas mandados.

Baja del autobús una parada ya antes de llegar a destino.

Cada paso que des aumenta tus posibilidades de sostenerte saludable.

Baja los kilogramos de más que tienes ya antes del embarazo.

Los médicos no aconsejan adelgazar a lo largo del embarazo. No obstante, si estás planeando un embarazo, bajar el peso auxiliar que tienes ya antes de quedar encinta puede asistirte a tener un embarazo más saludable.

Concéntrate en hacer cambios permanentes a tus hábitos alimenticios.

Motívate recordando las ventajas en un largo plazo de bajar de peso, como tener un corazón más saludable, más energía y mayor autoestima.

Realmente sabemos que la diabetes es complicado y e spor eso que queremos ayudarte, dándote a conocer un sistema novedoso para revertir la diabetes, conoce mas sobre este método en el enlace de abajo, saludos y que tu vida mejore siempre 😉

Descubre Aquí Un Método Novedoso Para Revertir La Diabetes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Recurso: Inatal

inatal.org

Únete a Nuestra Comunidad

Te ayudaremos a mejorar tu salud, obtén las mejores ofertas y descubre los más novedosos programas online para cuidar tu salud.

Pin It on Pinterest

Share This