Tratamiento Para La Depresión, Problema Resuelto.

por | Tratamientos

Una vez diagnosticada la depresión, el paciente debe empezar el Tratamiento Para La Depresión, siendo en prácticamente todos los casos una acción combinada de terapia farmacológica con apoyo sicológico. 

Es fundamental que antes que el paciente empiece cualquier terapia, sea informado por su médico de la duración del tratamiento de la depresión,

Las ventajas que se quieren a procurar lograr, y los efectos secundarios que se pueden desarrollar a lo largo del tratamiento.

Vamos a ver las formas que existen para saber Como Tratar La Depresión.

Tratamiento farmacológico de la depresión

De forma general, el tratamiento farmacológico de la depresión se acostumbra a limitar a los cuadros depresivos moderados o bien graves. 

En los pacientes diagnosticados de depresión leve no se acostumbra a recurrir a terapia farmacológica, debido a su estrecho perfil beneficio-peligro. 

Solamente se aconseja en el caso de descalabro de otras terapias, problemas de salud o bien sicológicos asociados, o bien historial anterior de depresión moderada o bien grave.

En los pacientes con depresión moderada o bien grave, la terapia farmacológica se considera un tratamiento de primera línea.

Si bien hay un treinta y ocho por ciento de pacientes que tras seis-doce semanas no presentan contestación al tratamiento instaurado, y en un cincuenta y cuatro por ciento de los pacientes no existe remisión de los síntomas. 

En el próximo apartado detallaremos los primordiales conjuntos de medicamentos antidepresivos con más detalles, como sus efectos y las claves para aplicarlos.

Tratamiento psicoterápico de la depresión

Las terapias sicológicas más empleadas en el tratamiento de la depresión por su carácter concreto son la terapia cognitivo-conductual (TCC) y la psicoterapia interpersonal (TIP). 

La terapia cognitivo-conductual se ha mostrado tan eficaz como la psicoterapia interpersonal (más lenta en conseguir los objetivos que la TCC y la farmacoterapia) y la terapia farmacológica.

Lo que la ha transformado en la terapia psicoterapéutica de elección en el abordaje de la depresión moderada, grave o bien resistente. 

La duración de la terapia cambiará dependiendo del género de depresión diagnosticada, la situación personal del paciente y la evolución de este. 

En pacientes con depresión grave o bien crónica, si la terapia psicoterápica se asocia a tratamiento farmacológico la eficiencia siempre y en todo momento va a ser superior a cualquiera de estas terapias separadamente. 

Terapia para tratar la depresión

La terapia cognitivo-conductual, asociada al tratamiento de mantenimiento, contribuye a acrecentar la eficiencia del mismo para eludir la aparición de recidivas.

Esto es singularmente ventajoso para aquellos pacientes con antecedentes de recaídas, o bien que presentan síntomas residuales, puesto que son los que tienen un mayor peligro de padecer nuevamente capítulos depresivos.

Otros tratamientos para la depresión

Auto-ayuda Guiada:

Su objetivo es que los pacientes adquieran capacidades de autocontrol y manejo de la sintomatología de este trastorno. 

Se empelan tanto aguantes bibliográficos, como materiales digitales. 

Si bien se ha probado buena eficiencia en pacientes con depresión leve-moderada, no se conocen los efectos en un largo plazo.

Ejercicio Físico:

Está probada la capacidad del ejercicio para prosperar el bienestar personal, tanto físico como psíquico. 

En los pacientes con depresión leve-moderada, un programa de ejercicio de intensidad moderada, de cuarenta-cuarenta y cinco minutos, dos-tres veces por semana, a lo largo de un periodo de diez a doce semanas, podría repercutir en una clara mejora de la sintomatología depresiva.

Terapia Electroconvulsiva (TEC):

Esta terapia consiste en provocar una crisis comicial extendida (una convulsión), a través de la estimulación eléctrica del sistema nervioso. 

Pese a ser una terapia desvalorizada y injuriada en sus comienzos, hoy día se aplica bajo anestesia y miorelajación, y se considera eficaz en pacientes adultos con depresión grave o bien resistente.

Yerba de San Juan (Hypericum perforatum):

Sus propiedades antidepresivas han sido constatadas en abundantes estudios. 

Presenta interactúes con otros fármacos y debe tomarse siempre y en todo momento bajo prescripción y supervisión de un profesional sanitario.

Existen múltiples terapias sicológicas que han probado su eficiencia en el tratamiento de la depresión. 

la elección de una o bien otra se debe hacer dependiendo del análisis funcional que se realice de cada paciente de forma personal.

Nosotros recomendamos el siguiente Ebook donde encontraras una manera solida y letal para acabar con la depresión, para conocer mas sobre el sigue el siguiente enlace de abajo 😉

HAZ CLIC AQUÍ Y DESCUBRE LA MEJOR MANERA DE VENCER AL ASESINO SILENCIOSO LLAMADO DEPRESIÓN.

Únete a Nuestra Comunidad

Te ayudaremos a mejorar tu salud, obtén las mejores ofertas y descubre los más novedosos programas online para cuidar tu salud.

Pin It on Pinterest

Share This